Padres separados y niños felices

Para un niño puede ser traumático el hecho de tener padres separados recientes. Generalmente se dice que cuando dos personas se separan hacen lo mejor para su hijo. Sin embargo, como dice el dicho, “en cada casa cuecen habas”.

Unos dicen que quieren lo mejor para sus hijos y no mienten, y otros dicen que quieren lo mejor para sus hijos (valga la redundancia) cuando lo que quieren decir es “quiero lo mejor para mi bolsillo”. En fin, qué os voy a contar que no hayáis visto ya.

Los padres separados no deben manipular a los niños

No de esa manera. No mal interpretéis el título. No se puede utilizar a un niño como escudo o como excusa para favorecer a uno, o bien por su propio interés o por orgullo, a quien hay que estimular es al niño. Un niño es un pequeño ser humano que necesita sentirse protegido constantemente.

mural-1347673_1280

Si la relación entre sus padres se desmorona, también lo hace la tranquilidad del niño. Ya sabemos que la madre es la madre, quien lo ha parido y quien ha sucumbido a noches en vela y días de sueño terrible y cansancio. Generalmente es la que marca las normas en casa y es más estricta. Aunque también puede serlo el padre.

Existen las madres Madrazas y las madres Chantajistas. Lo mismo ocurre con los padres, padres fantásticos y padres chantajistas, además de padres que no pasan la dichosa pensión, eso ya lo sabemos. Qué se puede esperar de un hijo si la persona con la que más tiempo pasa le chantajea respecto al otro progenitor… pues muchas cosas, dentro de su cabecita aún vulnerable.

Amor, amor y más amor

No importa el motivo de la separación, importa el cómo seguir manteniendo cierta armonía, aunque tengas que fingir un rato. Verás cómo poco a poco te acostumbras y facilitas que tu hijo vuelva a recuperar la confianza en vosotros. Tened en cuenta que se suele culpar mucho a estos seres indefensos, y ellos, aunque pequeños, no son tontos. Muchos se echan la culpa a sí mismos hasta perder la confianza en ellos, se autoconvencen de ser un estorbo.

boy-477010_1280.jpg

No dejéis que eso ocurra. Dejad bien claro que lo que habéis hecho es cosa vuestra y que nada tiene que ver con ellos. Necesitan esa seguridad y la sensación de que no os pierde a ninguno de los dos. No prometáis cosas que no vayáis a cumplir, eso está terminantemente prohibido. Es preferible decir “haré lo que pueda, pero no puedo prometerlo” para, en todo caso, darle una gran sorpresa en caso de poder hacerlo. Si no podéis llevar a cabo lo que sea, al menos no le habréis mentido, pero es vital que él sepa que habéis hecho el esfuerzo por tratar de conseguirlo.

Al fin y al cabo, estos seres adorables aprenden de nosotros y nos imitan. El hecho de no estar juntos, en ocasiones, impide que los padres separados puedan llevar una vida más dinámica de lo que les gustaría… es lo que hay. Si la relación que ha quedado es buena, tendréis más posibilidades de tener una vida equilibrada y quizás más independiente, lo que repercute enormemente en los niños. Si ellos ven a sus padres felices como que “aquí no ha pasado nada”, ellos también son felices y lo asumen.

pares-separados-felicidad

Sentido común en padres separados

Hace poco estábamos con una amiga mía y comentaba lo mucho que hacía que no veía a mis hijos, y fijaros, parecía que mi hijo mayor no estaba pendiente de la conversación, sin embargo, cuando ella comentó la gracia que le hizo cuando lo vio andar por primera vez, mi hijo me preguntó si yo y su padre estábamos ahí para verlo. El mensaje me quedó claro y no pude contener las lágrimas. Por supuesto que estábamos, y no me lo hubiese perdonado nunca en caso contrario.

En esos momentos el mar de emociones es incalculable. Piensas en todos esos detalles importantes que, aunque no te lo parezca, para ellos es vital. Celebrar un cumpleaños con ambos padres separados, por ejemplo, ir juntos a llevarlo al cole… hay actividades que deberán seguir como antes, luego cada uno a su casa. Si uno de los dos ha logrado volver a mantener una relación sentimental con otra persona, y a ésta no le gusta que el otro esté presente en según qué actos, pues que se vaya a la porra y que no asista, tu hijo es lo primero y si él lo quiere así, así será. Que quede claro, no se trata de tener a tu ex pegado como una lapa, se trata de seguir con algunas rutinas en momentos clave para el niño. 

padres-separados-armonia

Por supuesto hay que tener un poco de sentido común, si tu ex te pide que no vayas por alguna razón, no lo hagas. Puedes pasarte a la hora de soplar las velas en su cumpleaños y marcharte cuando lo creas oportuno. La foto de su cumple con ambos es un recuerdo que permanecerá ahí. Siempre puedes preparar otra fiesta en tu casa con tu familia, de hecho, lo recomiendo por experiencia. Para estas criaturas maravillosas es importante no perder nunca el contacto con ambas familias. Hazlo de forma natural, así el niño sigue manteniendo contacto con ambas familias y se siente reconfortado.

Equilibrio tras la separación

Esto dejadlo bien claro. Vuestros malos rollos deben desaparecer cuando ellos estén presentes, y punto. Si eres de los que no alcanzan a cubrir los gastos de los hijos, haz horas extras donde te plazca. Las mujeres, por desgracia, siguen con el sueldo inferior al de los hombres en España en el mismo puesto de trabajo. No voy a comentar el por qué, porque me pongo frenética. Calma.

Existen muchos casos en los que, una vez separados y cada uno en su casa, ocurre lo que no debe ocurrir. Papá o mamá ya no puede asumir los gastos puesto que ahora hay que pagar dos casas. Lo cierto es que eso representa un problema, pero con solución. Tendrás que buscarte una casa más pequeña y prescindir de muchos lujos, o vender la que teníais y adaptaros a la nueva situación. La separación es la decisión que se ha tomado y hay que asumir la responsabilidad además de llegar a un acuerdo factible para todos.

padres-separados-amor

Como he dicho antes, un niño no es un juguete, si se tiene, se tiene en toda regla. No se trata de exprimir a tu ex para conseguir un extra económico para pagarte el coche, el salón de belleza, ponerte botox o para hacer lo que sea que nada tiene que ver con tus hijos. Hablo tanto de hombres como de mujeres. Que también hay hombres que se pasan el día en la bartola buscando ligues en redes sociales o tomando cañas con los colegas y luego dicen que no tienen suficiente para los gastos del niño. Anda y jódete, con perdón de mi expresión. Ponte a trabajar de camarero/a el fin de semana y en temporadas altas.

Conclusión

Si realmente no quieres ir a una terapia de parejas porque tienes bien claro que ya no quieres estar con tu pareja, no lo hagas, pero actúa con lógica y el corazón. Tú, al fin y al cabo, puedes elegir, tus hijos aún no. Ellos no quieren tener a sus padres separados, pero ya que no pueden hacer nada, llevaros bien, regalarle mucho amor y protección y tendréis un hijo feliz.

Difunde este post si te gusta :
Sobre Silvia Yeste 28 Artículos
Redactora de Contenidos - SEO - Wordpress - HTML

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*