¿Podríamos vivir sin vegetación?

¿Quién no se ha preguntado alguna vez si es posible vivir sin vegetación, sin agua o sin oxígeno? En primer lugar, antes de responder a esta pregunta (cuya respuesta se puede intuir), hablaremos de los procesos biológicos que nos facilita la supervivencia.

La fotosíntesis y su importancia biológica

La energía solar es vital para sostener la estructura biológica de los ecosistemas. La vida vegetal absorbe la energía solar para poder llevar a cabo el proceso de la fotosíntesis. Una vez recogida la energía la emplean para producir azúcares y otros elementos orgánicos que precisan las plantas. A su vez se genera energía química que colabora en la formación de vasos conductores, las raíces, el tronco o las hojas.

Mientras que las plantas son capaces de generar su propio alimento gracias a la fotosíntesis, los animales deben nutrirse de ellas ya que no disponen de esa capacidad. Así que, si no hubiese vida vegetal, los animales herbívoros no podrían alimentarse y morirían. Sin la presencia de los herbívoros los carnívoros también morirían. Esto quiere decir que, en la cadena alimentaria es importante la existencia de la fotosíntesis para la supervivencia de otros seres.

Este proceso fotosintético también interviene en el mantenimiento y el equilibrio de los niveles de CO2 y del oxígeno en la Tierra. Los árboles recogen el gas y lo emplean para crear tejidos orgánicos y después liberan el oxígeno. Sin vegetación el ambiente se haría irrespirable. Sin embargo, ya pueden apreciarse las consecuencias que están suponiendo la deforestación del planeta.

La contaminación del agua acaba con las reservas de oxígeno

El 50% del oxígeno presente en el planeta está generado por las algas, ¿increíble verdad? Pues bien, ya sabemos que las aguas del mar se contaminan continuamente con vertidos tóxicos o basuras. Eso acarrea graves consecuencias como la exterminación de algas además de una gran variedad de especies animales.

Esto quiere decir que poco a poco nos vamos cargando la calidad del aire y haciendo que los niveles del CO2 se disparen. Las consecuencias ya las conocemos, calentamiento global, aparición de enfermedades respiratorias, etcétera.

Si le sumamos la deforestación, es como si le estuviésemos desprendiendo trozos de pulmón a un ser vivo. Y de sobra se sabe que sin pulmones no se puede respirar, con lo cual, sin vegetación no hay oxígeno.

Dicho esto, debemos considerar seriamente el mantenimiento de los bosques e involucrarnos un poco más en el asunto. Nosotros ya lo estamos sufriendo, aunque a las futuras generaciones les esperan grandes retos al respecto. Así que, ante la pregunta de si podemos vivir sin vegetación, la respuesta es NO.

Difunde este post si te gusta :
Sobre Silvia Yeste 28 Artículos
Redactora de Contenidos - SEO - Wordpress - HTML

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*